Medicina alternativa, un apoyo natural

leaf-681122_640

La medicina alternativa es toda aquella que no ha sido aprobada por la comunidad científica internacional. La medicina alternativa utiliza métodos alejados de los estándares médicos, centrándose en remedios naturales o tradicionales.

La medicina alternativa se divide en muchos tipos, las mas comunes son la homeopatía, naturopatía, quiropraxia o acupuntura, aunque existen muchas mas.

Normalmente su uso se lleva a cabo en combinación con métodos científicos, de esta manera el paciente lleva a cabo un tratamiento aprobado por el método científico, apoyado por un tratamiento no científico que suele tener un carácter paliativo.

Los sistemas médicos alternativos se desarrollan tanto de manera teórica como de manera práctica, algunos a la vez que los sistemas aceptados por la ciencia, otros con anterioridad. La naturopatía es uno de estos sistemas alternativos, al utilizar agentes curativos exclusivamente aportados por la naturaleza.

Algunos sistemas de curación alternativa se centran en la mente. A veces el origen de una dolencia física puede localizarse en el subconsciente del paciente. Atacando el problema de raíz, se puede paliar a base de un tratamiento dirigido a la mente del paciente.

Las terapias biológicas aplican también remedios naturales. Es muy normal el uso de complementos vitamínicos a base de extractos naturales. Las terapias biológicas son muy usadas en tratamientos alternativos para el adelgazamiento.

Los tratamientos manipulativos hacen hincapié en terapias basadas en el movimiento de ciertas partes del cuerpo. Las técnicas de masaje, por ejemplo, son manipulativas.

El tratamiento de energía es uno de los mas controvertidos. Este tratamiento se basa en la creencia de que existe una energía que atraviesa nuestros cuerpos y por lo tanto los afecta.

Legislación

En el terreno de la medicina alternativa cada Estado posee su propia legislación. En algunos países es legal y está financiada por los propios Estados. En otras zonas, algunas técnicas están consideradas de riesgo, y por lo tanto son prohibidas. La principal objeción que hacen los usuarios de medicina alternativa es que los estándares con los que se mide la eficacia de un tratamiento son los de la medicina científica, por lo que otros tratamientos posiblemente válidos son desechados.

En realidad, y siempre dentro de la legislación existente en cada país, el paciente debe valorar los resultados que desea conseguir y decidir si quiere llevar a cabo un tratamiento alternativo. Lo normal es que el proceso sea un acompañamiento conjunto con un tratamiento científico en los casos más graves.

Si quieres dejarnos tu opinión acerca de los remedios alternativos puedes hacerlo en los comentarios.

3 pensamientos en “Medicina alternativa, un apoyo natural

  • 27 agosto, 2015 en 8:16 am
    Enlace permanente

    Muy buen post. En mi opinión, mientras nos aseguremos de que estas medicinas alternativas no tienen efectos secundarios, no hay problema en que sirvan de apoyo a la medicina convencional, pero siempre sin abandonar está última. Un saludo.

    Respuesta
    • 28 agosto, 2015 en 7:21 am
      Enlace permanente

      Así es, las terapias naturales funcionan si están recomendadas por un experto y hay un seguimiento, aún así, en todo caso debe ser un apoyo a la medicina sanitaria.

      Respuesta
  • 31 agosto, 2015 en 8:18 am
    Enlace permanente

    Buen artículo. Cada uno debe ver cual es tipo de medicina que más le conviene, pero desde mi punto de vista lo mejor es alternar la medicina alternativa con la medicina tradicional.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *